Historia

Resumen


La academia de Jóvenes por el Futuro, nace oficialmente el 10 de abril de 2019 cuando fue presentada en sesión ordinaria de la Comisión de Desafíos del Futuro, Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación del Senado de la República, a petición del entonces encargado de la división juvenil de Congreso Futuro y presidente de la Comunidad Nacional de Ciencia e Innovación, Nicolás Riquelme Castillo; como el resultado de un proceso de reflexión e ideación iniciado tiempo atrás con la creación del Comité de Prospectiva Juvenil bajo el alero de la Comisión y en auxilio del Consejo Futuro como secretaría ejecutiva. 


Antecedentes de la creación del Comité de Prospectiva Juvenil


El Comité surge años atrás cuando en el mes de agosto de 2017, la vice presidencia del Senado de la República de Chile, en ese entonces representada en la persona del H. Senador Guido Girardi Lavín, convoca al presidente de la Comunidad Nacional de Ciencia e Innovación para asesor en materia de ciencia y juventud en la consolidación de Congreso Futuro, proyecto que para ese año cumplía 5 años reuniendo anualmente a destacados expertos a nivel nacional e internacional para discutir acerca de los desafíos que enfrenta la humanidad en el siglo 21. 

Entre las responsabilidades que se el encomendaron al presidente de  la Comunidad CON-CIENCIA, estaba la coordinación del equipo de voluntarios que comenzaron a colaborar en la producción del evento de Congreso Futuro a inicios de 2016, así como la elaboración de un espacio de capacitación y vinculación de jóvenes con expertos relacionados a Congreso Futuro y autoridades políticas afines a los desafíos abordados por la Comisión; esto con el propósito de democratizar y extender el acceso al ecosistema de producción de conocimiento e innovación a las futuras generaciones del país. 

I Congreso Futuro de jóvenes por la CTI


En función a la misión propuesta, CON-CIENCIA convoca a un grupo de jóvenes con experiencia previa en el desarrollo de proyectos en Ciencia, Tecnología e Innovación (CTI) a temprana edad, y comienzan a elaborar el programa de un evento de convocatoria nacional a jóvenes con intereses afines a la CTI, para participar en un bloque de capacitación sobre herramientas de innovación, open science, ciencia ciudadana y propiedad intelectual, y luego en un segundo bloque de trabajo en donde se discutieron los 6 retos nacionales de desarrollo propuestos por el Consejo Nacional de Innovación para el Desarrollo (CNID). Al finalizar la jornada, se contabilizaron 281 asistentes provenientes de 8 regiones del país, de los cuales 60 participaron en las mesas de trabajo y fueron certificados como embajadores Futuro para promover los retos nacionales de desarrollo. 

Una vez analizados los resultados del evento, y tras darse cuenta que las motivaciones y alcances desarrollados en la mesa de trabajo iban más allá de lo presupuestado en la creación el evento, el equipo organizador plantea la formación de un espacio de mayor transversalidad disciplinaria, por lo que el Senador Girardi inaugura una mesa de trabajo consultiva bajo el alero de la Comisión, integrada variablemente por entre 8 y 15 estudiantes de educación superior, provenientes de la Pontificia Universidad Católica de Chile, la Universidad Autónoma y la Universidad de Chile. La mesa trabaja durante el año 2018 desempeñando tareas de prospección sobre cuales serían las mejores metodologías para vincular efectivamente a las juventudes, con la actividad científica y la acción política en la formulación de leyes. 


Nace la Academia 


Para el 10 de abril de 2019, la Comisión cita al comité a exponer sus resultados en la sesión ordinaria de la comisión, donde se cuenta con la participación de los senadores Girardi, Chahuan y De Urresti; quienes aprueban patrocinar la propuesta del Comité de pilotear un espacio de formación en temáticas de futuro, denominado Academia de Jóvenes Futuro, con la misión de verificar la implementación del diseño del programa que tenía por objeto graduar a una primera generación de jóvenes capacitados en 8 áreas de interés futuro, y recibir por parte de estos jóvenes la elaboración de 2 proyectos de ley que respondieran a solucionar problemáticas en éstas áreas, resultando en un proyecto de "etiquetado verde" para proveer de un indicador ambiental en los empaquetados, y otro proyecto de mejora en la gestión de corredores biológicos.

El programa culmina con una sesión de la Academia en la sala de sesiones del Senado en Valparaíso, y la tarea pendiente de evaluar el piloto y plantear la versión definitiva proyectada para 2020.